Mesianismos, cacicazgos y retórica a la carta – el affaire SEP 3

by Jose_Quintero
0 comment

Mesianismos, cacicazgos y retórica a la carta

Retrocedamos un poco. El móvil para el activismo de los Creadores Gráficos Mexicanos ha sido expresado de manera reiterada: 

“Ante el tema de la convocatoria de la SEP, ha sido ardua pero gratificante la labor de no solamente inconformarse, sino pensar, dialogar, escuchar y proponer. Sin duda es más sencillo, inmediato y adrenalínico insultar, burlarse, descalificar. Nos llena de energía. Y más si son muchos los que se suman a tan “divertida” actividad. Pero como ciudadano en general e ilustrador en particular, no me sirve de nada para transformar aquello que por supuesto considero un error.”

En respuesta a una colega que cuestionó el modus operandi del grupo, otro creador gráfico comentó: 

“Me gustaría que que fueras tú quien hubiera gestionado ese acercamiento con los funcionarios, para trascender el meme facilón y el sabotaje de la convocatoria de la SEP y pudieras, tú si, obligarlos de alguna manera a cancelar la convocatoria de marras. (…) Estoy en esto porque creo que hay que elevar el nivel de la discusión, de propuestas y de horizontes, quizás me equivoco pero al menos hay que intentarlo activamente.”

Me he preguntado con toda sinceridad antes de entrar en este debate ¿Qué veo mal en los planteamientos formales de estos colegas? ¿No he insistido una y otra vez en que urge un debate más serio y responsable? ¿no me he quejado -incluso en este texto- de la exasperante despolitización del gremio? ¿No estaré dividiendo o metiendo ruido malsano a quienes por una buena vez se preocupan por organizarse y participar políticamente en vez de pasársela posteando en redes sociodigitales? 

Mea culpa, dijo el iracundo borracho

La única vez que intenté organizar o proponer una acción política a mi gremio acabé frustrado, rabioso, ahogado en alcohol y mentándole la madre a dos o tres colegas justo en la casa de Ricardo Peláez, mi amigo y camarada. ¿Qué autoridad moral puedo tener para decir: pienso que esto está mal y esto otro todavía peor?

Pues cuento con esa autoridad, la de alguien que la ha cagado mucho y muchas veces, que ha recibido amargas lecciones de humildad (¡soy superior a ustedes porque soy humilde!) y que valora encabronadamente el pensamiento crítico, la ética, la inteligencia y los cuerpos apolíneos y curvilíneos. Tengo la autoridad que se tiene entre quienes son iguales, porque como dijera el antagonista de Tizoc: nosotros también semos indios.

 Además de que Ricardo me invitó por mensaje privado (así haya sido con un copy paste) a opinar al respecto, y yo que soy tan obediente quiero comentar lo que a continuación leeréis.

Desde mi punto de vista, el problema no son los planteamientos formales con los que -desde luego- coincido, sino la forma errática, desbocada y oportunista con la que ha actuado el colectivo. Sus hechos contradicen sus dichos de manera preocupante y eso genera razonadas -y razonables- dudas y rechazo entre buena parte del gremio, al que aluden inevitablemente con sus declaraciones públicas.

¡Ese apoyo no se ve! ¡Ese apoyo no se ve!

Cuando se cuestiona su legitimidad como interlocutores gremiales afirman en automático que: 

“no pretendemos representar a todos los ilustradores, quien quiso firmar bien y los que no, también.”
“Reitero, no pretendemos representar a todos los ilustradores, ni validar el no pago por un trabajo solicitado”  
“Todos los trazos, todas las voces” 
“¡No pretendemos representarte!¡Asiste y represéntate tú!”

Pero en su solicitud de diálogo se presentan como

un grupo diverso de creadores gráficos que incluye a ilustradores, historietistas, narradores gráficos, caricaturistas, artistas visuales, muralistas y otras disciplinas. 
No pretendemos representar a todos los profesionales, pero todos los firmantes estamos dispuestos a colaborar en el diálogo constructivo etc.

Esa redacción es evidentemente engañosa. Decir que no representan a todos es, más que una obviedad, una coartada para cubrirse las espaldas como lo han venido haciendo en sus redes sociales. ¿Porqué? porque esa redacción da pie para entender que si bien no representan a todo el gremio (lo cual sería razonablemente imposible, sobre todo si hay miles de ilustradores que se representan a sí mismos aceptando la oferta de la SEP), sí son representativos de una mayoría o de un número considerable y por ello su interlocución es válida y legítima, lo cual es -por decir lo menos- cuestionable.

Me pregunto: si son 2300 los ilustradores que aceptaron la propuesta de colaboración con la SEP ¿cuántas firmas avalaron la representatividad de los Creadores gráficos? Más aún, si esas firmas fueran el doble o el triple (Digamos: 6000 firmas) su supuesta representatividad se aula en automático.  

Más adelante, en la misma solicitud de diálogo formal, escriben “OFRECEMOS COMO GREMIO: nuestra disposición y experiencia en la interlocución que generaremos para lograr alcanzar los objetivos planteados.”

El problema no es la redacción, sino lo que sugieren a través del amañado uso retórico. Contradicen el perogruyo “No pretendemos representar a todos los profesionales” con “ofrecemos como gremio” y siembran la certeza de que generarán interlocución gremial.

Da la sensación de que el diálogo casi interinstitucional se iba a dar con o sin el aval de sus colegas “Quien quiso firmar bien y los que no también”. Y sus actividades y convocatorias al diálogo son tan estrechas y encorsetadas que sirven más bien como coartada para simular democracia, representatividad y horizontalidad donde no existen*. Muy en la linea de las lamentables mesas de diálogo que el viejo régimen utilizaba para validar mediáticamente las desiciones que había tomado previamente (por ejemplo, con la reforma energética, el aumento al IVA, el levantamiento zapatista etc.) 

Otro aspecto que me resulta preocupante son sus delirantes auto atribuciones. Está muy bien que tengan alta autoestima e interés participativo, pero de eso a decir: “No podemos aceptar, como profesionales (…) la forma con la que pretenden llevar adelante la elaboración de materiales educativos” “Me gustaría que fueras tú quien hubiera gestionado el acercamiento con los funcionarios (…) y pudieras (…) obligarlos a cancelar la convocatoria de marras”. 

 ¡Qué desplante! No se les critica su derecho a plantarse con firmeza ante un hecho que consideren inaceptable o injusto, sino que lo hagan (aunque digan lo contrario) en cuestionable y engañosa representatividad de un sector amplio del gremio. Si quieren dialogar con funcionarios pueden hacerlo a título personal y no en nombre de una comunidad que a día de antier ni siquiera sabía que existían.   

¿Estoy diciendo con esto que se deben abandonar los intentos de formación, diálogo, acuerdos, participación democrática y demás trabajo gremial? Para nada. Absoluta y rotundamente NO. Lo que afirmo es que ese liderazgo que tanta falta hace debe ser legítimo, orgánico y ganado a pulso a través de hechos demostrables y sostenidos. Que no puede llegar de un día para otro, que no puede ganarse con un hiper cuestionable albazo (¡albazo de mi vidaza!). Que los bonos democráticos no se consiguen con firmas en Facebook, sino con trabajo de larga duración. 

Y para que no se diga que estoy criticando de manera simplona, cínica o confortable, reitero a mi camarada y amigo Ricardo Peláez lo que le dije al calor de un café o una chela (en cualquier caso, al sabor de un líquido amargo):

Si se trata de participar en algo que va en serio, si no son sólo ejercicios de simulación y si vamos a hacer algo con honestidad y compromiso, cuenta conmigo. Si es así, participo y te apoyo en lo que tú me digas.

Abrazo (de burro) primaveral
JQ

* Asistí a la reunión del 16 y fui testigo de que esta aseveración fue injusta. Hay buen ambiente y espacio para el diálogo, aunque -desde mi punto de vista- los argumentos y las ideas se encuentran muy uniformadas y escasean las opiniones críticas y -sobre todo- las autocríticas. El grupo ha cerrado lineas tan celosamente que pueden verse fortalecidos en lo inmediato pero esta cohesión a toda costa puede ser fatal a mediano y largo plazo.

Temas relacionados

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.